Quienes Somos

No tengo duda que el Puerto va a desaparecer


Carlos Manterola Vicepresidente de Asonave

Actividad comercial naviera se extinguirá si se materializa "Puerto Barón", asegura Carlos Manterola. El proyecto inmobiliario "Puerto Barón", a cargo del Grupo Mall Plaza, que pretende recuperar 12 hectáreas de la zona portuaria, sigue levantando voces detractoras entre los ciudadanos. Si los planes de cambiar el rostro del borde costero se materializan, para algunos, Valparaíso se vería enfrentado a una serie de problemas  comerciales por la posible desaparición del puerto.

Para el Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Agentes de Naves de Chile, Asonave A.G., Carlos Manterola, en lugar de construirse el mall, se debiera considerar el sector Barón para ampliar el rubro portuario en la ciudad. Según explicó, si el proyecto turístico inmobiliario obtiene la aprobación definitiva, el acceso norte para llegar al Puerto (por Cabritería) se bloquearía. "Esa es la ruta natural que tiene Valparaíso. La única posibilidad de crecimiento que tiene  el puerto a futuro es por el norte, por el sector Barón".

En opinión del Vicepresidente de Asonave, si esta medida se concreta, el puerto se verá  obligado a  abandonar sus actividades comerciales por no contar con un espacio adecuado para el desarrollo y crecimiento, situación que provocará que los navieros busquen otros puertos de atraque para sus productos.

CONTRADICCIONES  LEGALES

Si el sector naviero no tiene áreas de respaldo, continua el dirigente de la Asociación Nacional de Agentes de Naves, "no me cabe ninguna duda que el puerto va a desaparecer. Lo afirmo categóricamente porque en el mediano plazo Valparaíso se desvanece como puerto comercial". La construcción a cargo del Grupo Plaza, que bordearía los US$ 100 millones, tiene considerando, además, la habilitación de un paseo costero de 840 metros de extensión y la remodelación completa del lugar.

Dado que todo el sector que se quiere concesionar es considerado  como zona primaria aduanera, lo lógico para Manterola es que la actividad comercial del mall quede  fuera de las labores propias de un puerto, las cuales están referidas a la atención de naves, carga y descarga. Por otra parte, afirmó que "hay contradicciones legales" en relación a la zona primaria aduanera. Esto dice relación con la seguridad de la cual Chile es signatario.

"Hay un acuerdo internacional que el país firmó en la Organización Marítima Intergubernamental por el cual se compromete a cumplir con medidas de seguridad al interior del puerto", recordó, por lo cual, al traspasar dicha legalidad, Manterola cree que no se va a aceptar que se lleven cargas hacia otros destinos, especialmente a Estados Unidos y Europa, por lo que la actividad portuaria y comercial desaparecerá paulatinamente.

Mercurio Valparaíso, 14 julio 2008.