Quienes Somos

Puerto, ciudad y futuro


Mercurio Valparaíso, 11 de Agosto de 2009.

En declaraciones a este Diario, Beltrán Urenda, ex senador, abogado y empresario naviero, ha advertido sobre carencias en las políticas portuarias. Reconociendo la importancia del desarrollo del turismo y de la actividad universitaria, advierte sobre la necesidad de prestar mayor atención al puerto, como actividad básica de la ciudad.

Aludió al tema de la accesibilidad, donde  si bien se han invertido 200 millones de dólares en el  Acceso Sur, se ha olvidado el ingreso por Cabritería, sector Barón-Placeres, que permitiría otro vínculo carretero al terminal. Postula, además, que una parte sustancial de los ingresos del puerto se queden en Valparaíso y que el alcalde tenga dentro del esquema portuario derecho a expresar el punto de vista de la ciudad. Al respecto, destacó que en la mayoría de los  puertos  del mundo  el municipio participa de los recursos  generados por el terminal marítimo e incluso es el dueño.

Recordó, asimismo, que actualmente los directores de la  Empresa Portuaria son de exclusiva confianza del Presidente de la República, ignorándose a la Municipalidad, cuyo alcalde y concejo son designados por elección popular en representación de la ciudad. Así, la comuna sede del puerto, carece formalmente de voz en decisiones portuarias  que la pueden afectar como tampoco participa de los beneficios  económicos  que genera el terminal.

En la gestión portuaria se echa de menos la participación de la Municipalidad como organismo representativo de la comunidad.  

Estas observaciones de un antiguo servidor público que practica lo predica, son importantes para Valparaíso en momentos en que hay decisiones pendientes en cuanto al puerto y al borde costero. Está pendiente la licitación del terminal correspondiente al espigón y también  la superposición de propuestas residenciales y de servicios en el  tramo Puerto-Barón del frente portuario. Lo anterior supone, por una parte, elevadas inversiones y, por otra, decisiones que serán  gravitantes para el futuro portuario de la ciudad.

Las declaraciones  de Beltrán Urenda no constituyen una opinión aislada, sino que son expresión de una inquietud generalizada en cuanto a la estructura portuaria y al futuro de Valparaíso a las cuales es conveniente prestar atención.