Quienes Somos

Asonave y sus dudas frente al proceso licitador


Dura respuesta a Wolf Von Appen


Con molestia reaccionó la Asociación Nacional de Agentes de Naves, ASONAVE A.G., frente a declaraciones emitidas por el Director del grupo Ultramar, Wolf Von Appen, durante su participación en el marco del IV Foro Latinoamericano de Prácticos, realizado la semana pasada en Viña del Mar.

En la oportunidad el empresario realizó un llamado a continuar con las concesiones de los puertos chilenos, proceso que a 8 años de comenzado continúa generando diferencias al interior del sector.

A través de un comunicado, la asociación gremial que reúne a cuarenta importantes empresas del rubro marítimo portuario, consideró inapropiado que un concesionario que maneja algunas de las mejores instalaciones de la ex Empresa Portuaria de Chile fomente estos procesos de privatización, pretendiendo, además, tomar bajo su control las únicas alternativas públicas que hoy ofrecen los puertos y sitios.

Las diferencias se orientan a que los terminales concesionados no han materializado inversiones que mejoren sustancialmente su infraestructura, sino que estarían sólo usando y aprovechando las instalaciones portuarias heredadas del Estado de Chile. En lo principal sólo habrían incorporado grúas de pórtico y de patio que si bien pueden aumentar la productividad, no han incluido construcciones relevantes que permitan una mayor cantidad de naves trabajando en simultáneo. 

El comunicado agrega que Chile debiera seguir el ejemplo de experiencias internacionales donde el municipio o la región, como parte de un plan maestro delineado por variados actores técnicos y en coordinación con otras autoridades viales, ambientales, etc., desarrollan proyectos de largo aliento y con proyecciones, construyendo instalaciones con modelos modernos que mantienen su plena vigencia durante varias décadas.  En el caso nuestro, Asonave hace notar que a menos de ocho años de operación, algunos terminales ya se muestran colapsados.

Advierte también que en otros modelos de concesión, la autoridad adquiere los principales equipos de transferencia de carga y se entregan luego las unidades comerciales, o terminales, por períodos de tiempo razonables que permiten la alternancia. Además anualmente las inversiones públicas son recuperadas con utilidades que van en beneficio directo de toda la comunidad y su entorno. 

Finalmente la Asociación Gremial instó a mantener alternativas de operación que permitan a los usuarios elegir libremente entre los terminales que presenten las mayores ventajas dentro de su área de influencia, sólo de esta forma se impedirían las prácticas monopólicas.

Fuente: ASONAVE