Quienes Somos

EPV reestudiará licitación del espigón


El Mercurio de Valparaíso jueves 1 de Octubre 2009

Tribunal de Defensa de libre Competencia dijo que si grupo Von Apeen se adjudica licitación por Terminal 2, debe dejar 5 sitios que ocupa.

 

Un nuevo escenario enfrenta hoy el puerto de Valparaíso, que lo obligará a reestudiar el proceso de licitación del Terminal 2 (espigón). Ello, luego de que se conociera el martes- tras 11 meses de espérala respuesta del Tribunal de Defensa de Libre Competencia (TDLC) a la consulta hecha por la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y el concesionario del puerto, Terminal Pacífico Sur (TPS), en relación a la participación del mismo concesionario que administra el Terminal 1 (sitos 1, 2, 3,4 y 5) en la licitación del espigón.

  Así lo aseguró el presidente de EPV, Germán Correa, quien se refirió al rechazo para las pretensiones del grupo Von Apeen y al “contundente” informe del TDLC, del cual se abren una serie de aristas.

  -¿Qué opinión le merece la respuesta Talca a la consulta de EPV y TPS?

       “Nosotros hicimos una primera revisión del documento con nuestros abogados, que en realidad hay que estudiar mucho más acuciosamente, porque es bastante contundente y el tribunal hace una serie de planteamientos, pero en lo específico y relativo a la licitación del Terminal 2, el tribunal determinó que se mantienen las restricciones del Decreto 1.045 y establece que nuestro actual concesionario puede participar en la licitación, pero si gana tendría que optar por permanecer en el Terminal 1- que tiene bajo concesión- o quedarse en el  Terminal 2, sólo ratificando que el mismo operador no puede operar más de uno de los terminales. O sea, se refuerza la restricción del 1.045”.

  -¿Qué más indica la respuesta?

       “Junto con ello, establece una seria de recomendaciones y criterios que nos lleva ahora a la necesidad de analizarlas para ver cómo modifican el modelo de negocio que teníamos definiendo, las base de licitación, de tal manera de ver cómo lo altera. Si en el estudio tenemos solicitar una aclaración al terminal, veremos cómo se produce.”

  -¿Esto cambia las fechas del proceso de licitación del espigón?

       “Las fechas siempre han estado sometidas a este proceso que no ha dependido de nuestra voluntad. Si de nosotros dependiera, habríamos hecho la licitación en 2007. Pero vinieron estas consultas, que había que hacer, el tribunal se ha tomado su tiempo y ahora uno entiende el tiempo que se tomó el tribunal porque el informe es bastante contundente y va a requerir una consideración muy detenida por el sector. Hay que considerar que este no es un dictamen, sino una respuesta a un dictamen, por tanto, legalmente, se supone que no hay espacio para un requerimiento en la Corte Suprema. Sin embargo, como sucedió en el caso de Coquimbo, alguna parte interesada pudiera recurrir a tribunales usando otros mecanismos”.

 

  _ ¿Y qué ocurrió allí?

      “En caso que hubiese algún tipo de requerimiento judicial, tenemos la decisión como directorio y el SEP, así lo ha refrendado, de que no llamaríamos a la licitación sino que hasta que todas las dudas judiciales que pudieran levantarse estén despejadas después de los fallos que los tribunales emitan al respecto. Así que la fecha definitiva de llamado a la licitación va a estar bajo la condición de que eso despeje si es que hubiese esos requerimientos judiciales”.

   _ ¿Esta decisión del TDLC posibilita que pueden entrar nuevos actores al negocio portuaria en Valparaíso?

  “Esto establece una situación, posiblemente, de mayor competitividad en la licitación, porque algunos de los eventuales interesados habían planteado sus dudas respecto a esta ventaja mayor que habría tenido el concesionario en caso de haber podido participar plenamente en la licitación”.

 

  Concesionario

 Hasta el cierre de esta edición, Terminal Pacífico Sur (TPS) no se había referido a este  tema, pese a las consultas realizadas por este diario.