Quienes Somos

Asonave pide definir política nacional de desarrollo para reconstrucción portuaria


Vicepresidente ejecutivo de la entidad destacó el rol que debe jugar el Estado en este proceso

Ante los daños que sufrieron algunos puertos chilenos tras el terremoto del pasado 27 de febrero, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Agentes de Naves (Asonave), Carlos Manterola, defendió la necesidad de definir una política nacional de desarrollo portuario para enfrentar la reconstrucción de los terminales del país que resultaron afectados por esta catástrofe.

“Debido a que los diseños y construcciones de los puertos tardan varios años en materializarse, aparece como altamente conveniente definir una política nacional de desarrollo portuario y el Estado no puede eludir la responsabilidad que tiene en este aspecto. A nuestro juicio, el Estado debiera reparar o reconstruir los puertos que han sido dañados y posteriormente entregarlos al sector privado para que éste los opere en un esquema de libre competencia”, aseguró el ejecutivo.

Si bien el puerto de Valparaíso no resultó mayormente perjudicado por este sismo, Manterola sostuvo que es necesario ampliar las alternativas ferroviarias y viales hacia este terminal. “Lamentablemente nuestro país debido a su longitud es muy vulnerable ante cualquier desastre de la naturaleza y basta que se dañe un puente o se corte un camino para quedar prácticamente aislados del resto del país”, indicó.

En este contexto, reiteró su apoyo a la iniciativa de habilitar un nuevo acceso por Cabritería como opción al actual acceso sur. “El acceso por Cabritería, que Asonave ha apoyado desde hace muchos años, es una necesidad imperiosa y que debe concretarse a la mayor brevedad, ya que cualquier accidente que ocurra en el acceso sur, especialmente en los túneles, deja al puerto de Valparaíso paralizado completamente”.

Sin embargo, a juicio del vicepresidente ejecutivo de Asonave el acceso al puerto por el norte quedaría definitivamente bloqueado con la construcción de áreas comerciales y viviendas en el sector de Barón. De hecho, la organización ha manifestado en numerosas oportunidades que en vez de construirse un proyecto inmobiliario, en esta zona se debería proyectar la ampliación del puerto de Valparaíso.

“La única posibilidad cierta de crecimiento que tiene el puerto de Valparaíso es hacia el sector de Barón con acceso por Cabritería, por lo tanto, de una vez por todas EPV debiera de olvidarse del mal llamado Puerto Barón, que no es otra cosa que la construcción de un mall y edificios de departamentos que bloquearían definitivamente el acceso al puerto por el norte”, explica Manterola.

Otra razón que argumenta el ejecutivo para oponerse a este proyecto es que Barón es un sector considerado de alto riesgo ante la ocurrencia de un tsunami. “Otra cosa que debe considerarse es que en la historia de Valparaíso ha habido varios tsunami y el sector Barón es justamente una de las zonas de inundación que se muestran en las cartas preparadas por los organismos oficiales al construir un rompeolas que minimizara la acción que pudiera ejercer un tsunami, el que según los técnicos, ha inundado hasta el Congreso Nacional”, precisa.

Además, comenta que es necesario mantener las explanadas del sector Barón, ya que “son indispensables para el desarrollo portuario y atención del comercio exterior que se moviliza por los puertos de la zona central del país”. Esto en alusión también a una situación que se produjo hace algunos días y a la que el mismo Manterola se refirió, cuando más de 600 contenedores debieron ser acopiados en Barón debido a la imposibilidad de usar el puente “Las Cucharas” en el sector de El Salto para salir por tren hacia Santiago a raíz de los daños que sufrió esta obra por el terremoto, que presentó en el acceso oriente una grieta horizontal que cortó transversalmente la base de concreto, produciendo un desplazamiento de alrededor de 15 centímetros en la parte superior.

De hecho, en esa oportunidad afirmó que se decidió almacenar estos contenedores, que contenían azúcar y materiales de construcción, en este lugar no sólo porque el terminal de FEPASA llega justamente a ese sector, sino porque “esa zona es la única del puerto que tiene espacio suficiente para almacenar varios miles de contenedores”.

Por MundoMaritimo